57e6d6414a57ae14f6da8c7dda79367c1138dee557556c48702a72d4944fc25bbd 640

Falta educación financiera y los riesgos que supone

En la actualidad, existen multitud de medios para informarse sobre la manera más eficaz de gestionar las finanzas. Sin embargo, la falta de educación financiera es un mal que muchas personas llevan consigo sin darse cuenta. Y, a pesar de que esto es fatal para su economía, toman decisiones financieras en base a su desconocimiento, sin buscar asesoramiento externo.

La falta de educación financiera

Según un ensayo realizado por la Universidad de Harvard y titulado The Anatomy of Ignorance: Diagnoses from Literature, la mayoría de las personas tienen a dejarse llevar por sus experiencias financieras anteriores para tomar decisiones en el presente.

Y esto, aunque podría parecer inteligente ya que es una forma de aprender de los errores y mejorar, no es todo lo eficaz que podría ser. El hecho de fijarse únicamente en el estado actual y anterior de la economía, en lugar de buscar información fiable y contrastada al respecto, hace que muchas personas fracasen en su intento por llevar unas finanzas saneadas.

Sea que se tenga ignorancia primaria, es decir, que no se sepa que uno es ignorante en una materia; o que la ignorancia sea reconocida, es decir, cuando se reconoce la ignorancia pero no sus consecuencias; las personas entran en problemas financieros y no saben qué los ha llevado hasta esa situación.

El pasado no determina el futuro

Una de las razones por las que las personas sufren económicamente toda su vida es que creen que una situación que salió bien o mal en el pasado, debe repetirse igual. Por ejemplo, si alguien hizo una transacción económica hace cinco años y le salió bien, tiende a pensar que si hace la misma transacción o una similar actualmente, saldrá airoso también.

Esto es un error ya que la economía, el mercado e, incluso, la persona, han cambiado en este tiempo. Además, lo que salió bien una vez no tiene por qué volver a salir bien una segunda. Pudo tratarse del simple azar.

Lo que ocurra a los demás no tiene que ser determinante

Otro error muy común en la economía de las personas es el hecho de creer que si al vecino le resultó positiva una actividad, a uno también le tiene que resultar positiva. En ese sentido, es muy frecuente encontrar a personas que, como no tienen cultura financiera, imitan a otros a los que les va bien económicamente.

El hecho es que, si imitamos el comportamiento de alguien que por azar tiene una buena economía, pero no dispone de educación financiera, estaremos lanzándonos al vacío con esa persona.

¿Cómo y dónde buscar asesoramiento?

Una de las formas más eficientes e inteligentes de tener una buena educación financiera y llevar nuestra economía por el buen camino, es buscar el asesoramiento de expertos en la materia.

Por ello, si te encuentras en una situación en la que crees que necesitas ayuda para tomar una decisión financiera, contacta con nosotros. Nuestro equipo de abogados puede ayudarte a tomar decisiones económicas de manera informada y con base jurídica.

imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido